Acueductos romanos, una obra faraónica.

publicado en: Uncategorized | 0
Parco degli Acquedotti
Parco degli Acquedotti
Comparables tan sólo con la majestuosidad de las pirámides de Egipto, los antiguos acueductos romanos no han recibido nunca la importancia que verdaderamente merecen. La atención de los turistas en Roma viene siempre capturada por los clásicos de siempre: Panteón, Coliseo, Foros y Vaticano, y sin embargo los acueductos han conseguido permanecer a lo largo de los siglos gracias a sus estructuras y a su ingeniería que todavía hoy podríamos considerar a la vanguardia.
Cumpliendo un servicio predominantemente social, los acueductos han suministrado agua a la ciudad de Roma durante siglos en un momento histórico en el que esto era completamente impensable para el resto de pueblos y culturas europeas. Con una impresionante red de acueductos de 416 km en su totalidad, conseguían llevar un billón de litros de agua a la ciudad, cantidad que tan sólo en los años 70 del siglo pasado se consiguió emular.
Parco degli Acquedotti
Parco degli Acquedotti
Parco degli Acquedotti
Parco degli Acquedotti

Lo más impresionante es que los antiguos romanos se sirvieron solamente de la fuerza de la gravedad para conseguir transportar toda esa cantidad de agua durante kilómetros y kilómetros y de manera efectiva, sin la ayuda de bombas hidráulicas como hoy en día. A grandes rasgos, lo que más me sorprende es lo siguiente: teniendo en cuenta que el desnivel entre el comienzo del acueducto y el tramo final es de unos 12 m, debían mantener durante todo el recorrido una pendiente constante de un 0,5% aproximadamente. Si el agua llevaba menos potencia se estancaba, si llevaba más, tampoco serviría. Una precisión que sigue siendo motivo de gran sombro.

En la ciudad moderna todavía se pueden ver los restos de estas increíbles obras de ingeniería, como enormes dinosaurios que se alzan en medio de los nuevos edificios de la ciudad moderna.

Nuestro favorito es el Parque de los Acueductos, una verde extensión de unas 240 hectáreas en el interior de la ciudad, de donde proceden las fotos que hemos colgado en el post y lugar de encuentro, sobretodo los fines de semana, de amantes de la bici y el running, familias con niños y perros felices detrás de la pelota y fotógrafos que tratan de inmortalizar el gran espectáculo que prestan los acueductos que recortan el paisaje.
Parco degli Acquedotti- Ovejas
Parco degli Acquedotti- Ovejas

Dejar una opinión